say cheese!

Creí que no iba a hacerlo, pero lo hice. Considero que comprar tecnología es, para mí, una de las cosas más estresantes que existe. Pero ya la tengo en mi mano y ahora se siente bien :).

Hasta ayer al mediodía, mi cámara de cabecera era una Kodak C300. Un aparato económico, limitado en su features, de baja calidad y sin zoom. Justamente estas características están invertidas es mi nueva Canon PowerShot A700: cara, con interminables opciones, de alta definición de imagen y 6x ópticos.

La idea es despuntar mi fotógrafo aficionado interno. Hace un par de años tenía acceso a una Canon reflex de 35mm, pero había que hipotecar la casa hacer pruebas a la vieja usanza. Ahora, la era digital me da la posibilidad de volver a este olvidado hobby.

Ahora resta dedicarle un rato al voluminoso manual. Cuando lo termine de leer voy a usarlo en la pata de mi cama para estabilizarla :P.

1 thought on “say cheese!”

Comments are closed.