Lessons Learned: El lägenhetsnummer

Lägenhetsnummer, sustantivo. Literalmente, número de departamento. Se refiere a la forma estándar de numerar los unidades habitacionales dentro de un edificio.

Como cualquier sudaca, uno suele fantasear con la idea de Suecia como un país extremadamente ordenado. Y lo es en muchos aspectos, aunque no en todos. Uno de estos últimos es la forma de numeración de los pisos y departamentos. Por ejemplo, yo vivo en el segundo piso de un edificio, aunque tengo que subir 3 escaleras para llegar a él. Mi número de departamento es el 911, lo que no tienen ningún criterio. En el edificio en el que trabajo, la planta baja tiene el número dos (además de que cada piso se divide entre este y oeste). Hay otros lugares donde en cada piso hay una letra. Incluso están los que numeran de los pisos en decenas.

Sin embargo, este caos (?) no representa un problema real. Como en la gran parte de las ciudades europeas (sino en todas), los buzones y puertas tienen los nombres de las personas que habitan detrás de éstas. Seguramente es por esto que se sugiere poner el nombre de la persona a quien se envía una carta en letras mayúsculas en el sobre.

Aún así, en 2010 la Lantmateriet (algo así como el departamento de catastro) normalizó la forma en la que se referencia a un departamento dentro de un edificio: el lägenhetsnummer. Este documento de 4 páginas (después de googlear un rato largo pude encontrarlo en inglés) explica los detalles y aquí va mi resumen:

El número. Los departamentos se identifican con 4 dígitos. Los primeros dos para el piso y la última mitad para la puerta. Si el número tiene ceros a la izquierda, se mantienen.

El piso. El accesible desde la puerta de entrada es el 10, mientras que el superior a éste es el 11 y así. Los pisos pode debajo de la planta baja se numeran 09 para el primer subsuelo, 08 para el segundo y así.

Obsérvese que dije el superior a éste. Si los pisos no están alineados (algo muy común por estos lares) el piso se considera el mismo.

Aún con tanto detalle existen algunas ambigüedades. Como si deberían numerarse los los pisos no habitados/habitables y si el departamento tiene entradas en distintos niveles (Gotemburgo tiene muchas colinas y esto ocurre bastante a menudo).

La puerta. Las puertas se numeran empezando por la izquierda entrando al piso. Si una puerta no es habitable, aún así se enumera, como el caso de la puerta 02 del ejemplo (förråd significa depósito).

Las ambigüedades en este caso también existen. Particularmente en el piso 10, donde la entrada al piso típicamente no es por la escalera. Algunos confunden la entrada al piso con la salida del ascensor y no de la escalera.

Para colmo, al menos de momento, los números no normalizados aún conviven con los normalizados (una prueba más de que XKCD tiene razón.). Como resultado de esto nadie sabe con precisión su número y mi impresión es que solo pocos lo entienden.

Para ilustrar va esta pequeña anécdota: Fui a la oficina de impuestos (por razones que quedarán para otro post) y en uno de los formularios tenía que poner el susodicho lägenhetsnummer. Muy campante escribí 911. La oficinista me dijo que ese no podía ser mi número de departamento, porque no tenía 4 dígitos. Me pidió que le describiera el edificio y ella dedujo que mi número era el 1101. Sin embargo, dijo, posiblemente esté anotado en un cartel a la entrada del edificio. Me pidió que lo chequee y que vuelva si no era el 1101. Así fue como fui al cartel en cuestión y noté que el número era 0901. Fui al día siguiente para hacer la rectificación. A las semanas recibo una carta diciendo (en sueco) algo así: « En nuestros archivos figura que usted registró su vivienda con el número 1101 y después lo rectificó por 0901. Ninguno de estos números existe en su edificio. Su número anterior a la normalización es 0911, el cual tampoco corresponde a su apartamento. La oficina de impuestos necesita saber cuál es su número de departamento para poder hacerle llegar notificaciones. Por favor rectifique su número. Respuesta: ..... (espacio en blanco para completar) ». Es evidente que no necesitan este número para hacerme llegar notificaciones. Pero aún así lo necesito para continuar mi trámite, por lo que me di a la búsqueda de mi lägenhetsnummer. En el contrato solo figuraba el número viejo y nadie parecía saber qué numero me correspondía. Después de googlear, leí que es obligación que el lägenhetsnummer figure en una esquina de la puerta que identifica. Y ahí me lo encontré: 1301. Aún estoy a la espera de saber si esta vez le pegué.

Así fue como aprendí sobre el lägenhetsnummer. Hasta donde entendí de lo leído por ahí, la idea de normalizar los números de vivienda es para hacer más eficiente la tarea de la oficina de impuestos. Ésta necesita saber qué personas declararon la misma casa para saber cuantas almas viven con el mismo sueldo, por ejemplo.

¡Si sabes más cosas relacionadas con el lägenhetsnummer deja tu comentario!

Otras lecciones aprendidas en mi estadía en Suecia pueden leerse aquí.

3 thoughts on “Lessons Learned: El lägenhetsnummer”

  1. Bueno, si un tipo que está haciendo un doctorado tuvo que dar tantas vueltas para entender el asunto, no quiero imaginarme qué hace "el ciudadano de a pie".

  2. Lo fascinante de todo esto es como funcionan los países que tienen cientos de años de historia atrás. Por un lado son bastante libres con la formalidad de una calle, pero tienen una sociedad más ordenada donde corresponde. Nosotros, por el contrario, tenemos ciudades en cuadrícula que son fáciles de navegar, pero somos un desorden en casi todo el resto de los aspectos. Prefiero el caos de la numeración de calles y deptos sueca si eso hace funcionar el resto!

Comments are closed.