DebConf7 ended

Bien, la misma depre de cada vez que una DebConf termina. La pasé realmente bien. En lo personal, este año fue bastante productivo:

Gracias a todos los organizadores por haber hecho una excelente DebConf7. El año que viene espero ver a una Argentina llena de debianeros :D

Ahora, después de un (muy) largo viaje, con algo de jetlag y la mochila perdida en el aeropuerto, me dispongo a empezar el ToDoList de la universidad. Van a ser días complicados... muy complicados...

¿macri ya es presidente?

Me voy por un rato de casa e increíbles cosas ocurren en la política de mi patria.

La nota en cuestión es ésta y sé que no es el tema de fondo. Pero así no es de extrañar que haya gente que ni sepa donde queda Argentina. No digo que todo ciudadano británico sepa quién es y cómo se ve el presidente argentino, pero en una redacción de un diario es de esperar que sí se sepa. De última, Google es tu amigo.

I arrived to DebConf7!

¡Llegué a DebConf7!

El día empezó mal. El despertador no sonó como debía hacerlo y me levanté temprano de casualidad. El hecho es que no llegué al bondi que debía llevarme al aeropuerto de Shannon. Tampoco llegué al siguiente. Tampoco al siguiente. El hecho es que llegué con lo gusto al aeropuerto.

La paranoia europea en los aeropuertos es una mierda. Tarde varios minutos en el pasar el control de pasaportes.

Lo bueno es que logré subirme al avión y después de caminar un poco llegué a Teviot

Recapitulemos desde el último post. De Dublín fui a Limerick el lunes a la tarde. Podría haber ido a Cork que queda al sur, pero no encontré opciones para volar a Edimburgo desde ahí. En el oeste, Limerick queda cerca Shannon, que tiene aeropuerto y de donde salen vuelos a Edimburgo.

Así fue como me tomé el bus a la ciudad en cuestión, en busca de riscos y acantilados. Pero llegué a las 6pm y, en Irlanda, todo cierra a las 5pm (excepto los pubs, claro) con lo que no pude hacer muchas averiguaciones en la oficina de información turística.

Me costó mucho conseguir un lugar para dormir y terminé en un B&B, no tan alejado del centro. A la mañana siguiente alquilé una bicicleta y salí a pasear. Fui a las afueras de la cuidad y la pasé bien.

Me acosté relativamente temprano porque el cuerpo podía a gritos un descanso. Lo que me terminó jugando una buena pasada porque evitó que me quede dormido la mañana siguiente.

Walking Dublín

Finalmente, hay fotos.

Dublín es una cuidad llena de desproporciones económicas. Algunos ejemplos de relaciones sinsentido:

  • Una baggette de pan: € 3,5 vs un sandwich de miga tringulito: € 4,0
  • Una noche de hostel: € 27 vs un city tour: € 15
  • Una llamada local en un teléfono público: € 1 el minuto vs una llamada internacional en un locutorio: € 0,10 el minuto
  • Entrada a la Gallería Nacional: € 0 vs entrada a la cervecería Guinness: € 14
  • Un pasaje en tranvía: € 2 vs un pasaje de bus interurbano a la otra punta de la isla: € 10

    Y la lista sigue. Más allá de lo correspondiente al vil metal, la cuidad es muy bonita. Todo queda cerca, y la gente es agradable (excepto los empleados de inmigraciones).

  • long trip to dublin

    Después de varias horas de haber partido de mi casa rumbo a Dublin, finalmente me encuentro en Dublin.

    La historia es larga y poco entretenida. El caso es que el jueves a la noche me disponía a salir, pero un banco de niebla me volvió a casa y me hizo perder la conexión. Al día siguiente el vuelo se demoró por demás y llegué a Barajas recién el hoy, como a las 11 am (hora local).

    Hace cuatro horas que aterricé en Dublin y acabo de tomarme una cerveza con Matt. Logré encontrar un lindo (y caro... muy caro) hostel donde me bañé y en un par de minutos voy a dormir (es la 1:20 am).

    De momento me siento cansado... muy cansado.