hate-life mode activated

Hay días en que los dulces gatitos parecen ser asesinos a sueldo. Esos días en lo que todo es oscuro, todo provoca pataleo, todo deprime sin razón. Por ellos en este pequeño, pero no por ello menos emotivo acto, se da inicio a la categoría "pataleo depresivo". Ya muchos post deberían haber entrado en esta etiqueta y siento que hicieron un gran esfuerzo para merecer su propia diferenciación.

Este post en particular no hace más que incrementar la suma en uno. Pataleo++.

Desde que llegué entré en modo hate-life:

* Connected to x.y.zz.y (x.y.zz.y)
< 220 somehost FTP server (Tue Nov 10 03:29:05 GMT-3 2008) ready.
> USER luciano
< 331 Password required for luciano.
> PASS SECRET
< 230 User luciano logged in.
* We have successfully logged in
> HATE
< 227 Entering Hate-Life Mode (x,y,zz,y,5,168)
* Connecting to my.life.com port 1448 in hate-life mode

Tal vez no es "desde que llegué" sino desde que me fui.

Mi ToDoList nunca estuvo tan repleta de prioridades máximas. Siento que persigo la vida, que corro tras la pelota y nunca llego a tocarla, que por intentar hacer todo no hago nada.

Me siento, en otras palabras, sencillamente deprimido.

México, con un pie afuera, su crónica

Estoy en el aeropuerto internacional de la cuidad de México. Mi vuelo, programado para las 8pm, saldrá 11pm por esas cosas de los aviones que uno nunca entenderá.

Después de caminar medio aeropuerto conseguí donde sentarme y escribir este post. El tema es que no tengo electricidad de momento, así puede que esto se acabe abruptamente.

Entre la chorrera de cosas para hacer se encuentra el tema de ordenar y etiquetar las fotos de la última semana. Esto refrescará mi memoria (espero) y me permitirá escribir una crónica de la última semana. Han sido días cansadores, porque lo que no daba muchas ganas abrir el portátil cada noche.

Empecemos por el principio, que es por donde se empiezan las cosas:

Lunes

El plan original era salir de Oaxtepec (donde tuvo lugar la DebConf) hacia la cuidad de México el día lunes. Pero Sebastián y yo creímos que sería más práctico amanecer en DF el lunes, por lo que conseguimos que un mexicano nos llevara a lo de Tato el domingo a la madrugada. Empezamos el día relativamente temprano y después de una larga explicación de como llegar al centro rumbeamos hacia allí. Conocimos el Monumento a la Revolución y vagabundeamos hasta el Zócalo. El lunes es el día que cierran todos los museos, por lo que mayormente fue patear la calle. Aprendí que la referencia “División del Norte” no es suficiente para llegar a lo de Tato, porque la gente la conoce como “Prolongación” (de División del Norte, claro está). Al volver a lo de Tato, estaban Nueces y Machu acompañados de Tukka, Hanna y Uli. Ellos iban a ser roomates por unos días y salimos a comer. Sebastián y Machu optaron por cocinar algo en casa.

Martes

La mañana empezó con el Bosque Chapultepec. En este bosque se encuentra el Museo de Antropología un enorme lugar con las más grande variedad de objetos prehispánicos. Aprendí que el cascote que toda la vida pensé que era el Calendario Azteca no es un calendario. El elemento en cuestión es llamado Piedra del Sol y si bien contiene algunas palabras en referencia a los meses (por lo que en un principio se sospechó que era un calendario) no sirve para medir el tiempo. Después salimos a pasear por el Paseo de la Reforma. A la noche nos comimos unos altos capeletinis,.

Miércoles

Salí con Sebastián. Marcela se quedó en la casa y Nueces salió con Uli más tarde, porque se quedaron despiertos hasta la madrugada. Hanna y Tukka tienen vuelo a Finlandia poco después del mediodía. El lugar elegido fue el Palacio Nacional, lugar donde se suponía que debían vivir los presidentes, aunque solo Benito Juarez lo hizo y ahora es un juntadero de entes estatales. Lo bueno es que además de haber estatales hay murales de Diego Rivera, y de los lindos. Existen en el lugar guías gratuitos, pero los guías privados los boicotean y muchas excursiones gratuitas son poco anunciadas. Por suerte la picardía criolla jugó de nuestro lado y Rafa fue nuestro anfitrión libre de costo. Junto con una pareja de gallegos salimos a recorrer las salas y murales. Muy lindo y constructivo. El palacio en cuestión está sobre las ruinas de la que alguna vez fue la casa del cacique azteca. Toda la parte del Zócalo está sobre lo que eran edificios aztecas. Unos de estos edificios es el Templo Mayor, paradójicamente cercana a la catedral. El Templo Mayor era el centro religioso y cada cierto tiempo le agregaban como una capa para hacerlo más grande. También lo visitamos y recorrimos su museo. Aprendí que nunca hay que tirar una credencial de estudiante vencida, siempre va a existir alguien que no va a mirar la fecha y te permitirá la entrada gratuita. Por detrás de la Catedral existe una calle llamada Tacuba, sobre esa calle existe un café. El café tiene por nombre “Café de Tacuba” y si bien no logramos encontrarle alguna relación con el grupo “CafeTacuba” es un lugar típico y pintoresco en el que me tomé un chocolate caliente. La última parada fue la Plaza Garibaldi, lugar donde se convocan montones de Mariachis en busca de clientela. Como era temprano para ver algo de espectáculo volvimos a lo de Tato. Allí estaba Damog y con Ana, Nueces y Marcela fuimos a cenar a un BurgerKing. Después levantamos a un venezolano amigo y volvimos todos a la Plaza Garibaldi, ahora en su hora de esplendor. Sumamente divertido.

Jueves

Amanecimos inusualmente temprano para ser que nos acostamos a la hora que nos acostamos. Fuimos a desayunar a una linda panadería cerca de lo de Tato y partimos rumbo al destino del día: Villa Guadalupe. No es difícil de imaginar que ahí es donde se encuentra la Basílica de Guadalupe. Por innovar en la ruta tardamos bastante en ir y asumo 100% la responsabilidad. Lo bueno es que tuvimos oportunidad de atravesar la Cuidad Universitaria en un transporte interno y de paso conocer la increíble UNAM. Doce kilómetros cuadrados de campus universitario con un cuarto de millón de estudiantes. Un lugar fascinante. A las dos horas de viaje llegamos a Villa Guadalupe, conocimos la basílica y sus interminables negocios de artículos religiosos dispuestos de manera grotesca por doquier. Tato nos había contado que el Jueves es el día que el Museo del Niño abre sus puertas a los que ya están creciditos, por lo que después de conocer todos los templos y lugares fuimos para allá. El museo en cuestión, también conocido como Papalote tiene una pantalla IMAX y un Domo de proyecciones, ambos espectáculos fascinantes e incluidos por una módica suma. En el museo propiamente dicho hay de esas cosas con las que uno se vuelve a sentir un chico. Fuimos a un taller de reciclado de papel y a otro de fabricación de juguetes. Toboganes interminables y juegos para pasarse todo el día. Claro, en algún momento cierran y uno se va pataleando como un gurí.

Viernes

Volvimos a desayunar en la misma panadería. Como estábamos podridos de caminar decidimos tomar algo que se llama Turibus. No es ni más ni menos que un bondi grande que conecta los lugar turísticos mientras una voz impostada en los auriculares va comentando que hay a izquierda y derecha. La ventaja adicional es que permite bajarse en paradas preestablecidas y retomar desde ese lugar en el próximo bus dentro de unos 40 minutos. Una buena oportunidad para hacer un summary de la cuidad. A la noche había quedado en encontrarme con Flavio, un viejo amigo que está viviendo en la cuidad desde hace poco más de un año. Salimos junto con su novia y un par de amigos a tomar algunas cervezas y a ponernos al día.

Sábado

Día de alta pachorra. Lo poco que incluyó fue una larga expedición a lo que creíamos el Pizza Hut más cercano. Después, aeropuerto. Aquí me hallo, esperando mi avión. Me dieron un vale para cenar en un restorán del aeropuerto, cosa que haré en breve, no por hambre sino por aburrimiento.

Algunas cosas que aprendí de esta cuidad:
- La gastronomía mexicana es bastante limitada si uno es sensible a los picantes. No hay mucho para elegir fuera de algo que te convierta en un dragón escupefuego.
- El transporte público es malísimo. Pequeñas combis hacen lo que pueden, trayendo y llevando a pasajeros entre las terminales de metro.
- Siempre que uno esté dispuesto a caminar debe llevar mucha agua.
- Por momentos esta cuidad se confunde con el centro comercial de Berlín; y por otros, con los más oscuros suburbios de conurbano bonaerense. Hay México para todos los gustos y bolsillos.
- Nunca se debe pagar el primer precio que el comerciante dice. Acá se regatea todo. A uno lo ven con acento extranjero y creen que está forrado. He llegado a cerrar en 200 algo que había empezado en 500.
- Gran parte de la sociedad está basada en las propinas. Es algo a lo que ya me costaba acostumbrarme en Oaxtepec, pero en la cuidad se evidencia aún más. Propinas para el que carga combustible, para el que embolsa en el supermercado, para el que te alcanza una cerveza en un bar o trapea el piso.

Cuando uno piensa en países exóticos no pondría a México en la lista. Pero la realidad es que por momentos es un lugar muy raro.

UPDATE: 29-05-2006 13:05hs: Corregí muchos errores de tipeo y de redacción. Agregué links.

DebConf6 ending... buuuuuuuaaaaaaaa..........!

Anoche me quede hasta altas horas con Grisu debugueando davfs2 y su nuevo soporte de debconf(1) y demás yerbas. Ahora davfs2 es lintian clean y hace un par de horas Luk lo subió al repositorio. Esto transforma a davfs2 en el logro de la DebConf, una vez más.

También trabaje mucho en prozilla y tengo la esperanza que vuelva a ser un paquete oficial pronto.

Ahora queda poca gente en el Centro Vacacional Oaxtepec y hay ese aire raro que siempre se respira cuando una DebConf termina. La gente anda como perdida, algunos hasta están malhumorados. Otros simplemente tratan de saludar a la mayor cantidad de gente posible antes de irse.

Yo posiblemente me vaya con Sebastián a eso de las 10pm rumbo a Mexico DF. Estaremos toda la semana paseando por ahí.

DebConf termina, una vez más... y como siempre I wish to live at DebConf for ever.

Daytrip and early morning hacking

Hoy (ayer para hablar de manera estricta) fue el DayTrip, el día en que todos dejamos nuestras laptops bajo la cama y salimos a ver el sol. El lugar elegido este año fue Xochicalco. Lindo lugar.

Pero los más interesante del día (madrugada para hablar de manera estricta) fue el hacking con Otavio hasta estas horas. Aprendí, me divertí y fui productivo. Justo esas son las cosas que uno viene a hacer a DebConf.

El ego por las nubes...

Como si me faltaran abuelas, hoy tengo el ego por las nubes.

Como ya les comenté, hoy fue el día en la que dí mi charla: el DebianDay. También comenté que las mismas, al igual que todas las charlas de DebConf6 son transmitidas vía Internet.

Mi charla en particular fue cambiada de horario, lo que no me significó ningún problema. Pero algunas personas que querían oírla no supieron del cambio a tiempo y van a tener que esperar a que esté en DVD. Una de estas personas fue Dario Rapisardi. El recibió este correo en la lista de coordinación para la traducción a Debian al español.

Si bien el correo es público, me mandó un pantallazo solo para que mi ego hoy esté a la altura de Plutón.


click para ver el pantallazo total

Mirá, mirá. Estoy en la tele

¡Ya hay streaming de video en DebConf6!

Explicación para el lector no techi de este blog:
¿Qué significa esto? Significa que se puede ver y oir, vía InterNet, en vivo lo que ocurre en la sala de conferencias.

Esta es una noticia particularmente buena, porque mañana seré disertante durante el DebianDay.

Mamá, estate atenta que estaré en la tele :D!!!

La dirección es http://video.debconf.org:8000/tower.ogg, estaré a las 6pm hora méxico (8pm hora Buenos Aires).

Foto, Photo, Jooooooto

Tengo excusas:
- Mi nueva cámara no está soportada en la actual versión estable de libgphoto2, porque lo que no puede bajar las fotos con Digikam.
- O.r.i.g.i.n.a.l., el nuevo sistema de galería que decidimos usar tenía unos scripts bastante poco flexibles, por lo que tuve que modificarlos para que soporte comentarios.
- O.r.i.g.i.n.a.l. está muy mal documentado y no es lo suficientemente flexible para correr en una máquina limitada en sus aplicaciones como filomena.
- Tarde bastante en ponerle comentario a 176 fotos.
Pero finalmente tenemos fotos :D!

http://www.nosvamoamexico.com.ar/

Nótese que no es www.nosvamoSamexico.com.ar, sino que le falta la “S”. Cosa e’ negro.

UPDATE 02:01 (ART): Ahora tiene soporte para que los visitantes pongan sus comentarios... así que a comentar!

If the locals use hat...

Si los locales usan sombrero, es porque el sombrero es imperativo. Estoy colorado como un matafuegos y el más mínimo rayito de sol me prende fuego.

Empecemos por el principio, que es por donde se empiezan las cosas.

El lunes me fui a dormir chinchudo por obvias razones. Por suerte la noticia llegó cerca de la hora de irse a dormir. Quien me conoce sabe que el 93,12% de mis chinches se pasan durmiendo. Como mi vieja dice, disfrutaré lo que tengo y ya. Me seguiré puteando a la vuelta.

El mismo lunes dediqué la mañana a lo que vine a hacer a DebCamp, ayudar con el network-team. Por lo que me la pasé sobre los techos tirando cables. A la tarde fue pileta y algo de hacking.

El martes nos fuimos a Teotihuacan a ver las pirámides. Si bien el clima fue benévolo, recorrí una distancia de 3 kilómetros bajo el sol y subí a la más alta de las pirámides en cuestión (la del sol). Cuando me quise dar cuenta, era tarde para el protector solar. Sobre todo la pelada.

Esta mañana estuve de tiracables de nuevo, tratando de dar conectividad inalámbrica a las habitaciones. Ahora Internet está andando a los ponchasos, pero no hay mucho que pueda hacer. No estamos en la más conectadas de las ciudades y tenemos un enlace inalámbrico que causa muchísimos problemas.

Por lo demás, todo en orden :).

First post from Mexico

Después de más de 15 horas de viaje hay poco para contar y mucho para decir.

Mis viejos me llevaron al aeropuerto a eso de las 3:30 am (ART). El vuelo salió cerca de una hora y media retrasado. Hicimos escala en Sao Pablo al poco tiempo, donde cambiamos de avión. El segundo no era mucho más confortable que el primero. A no ser por los salvavidas bajo el asiento, no tenía mucho que envidiarle al 60 ramal Fleni.

La segunda escala fue en una cuidad de la que ya ni me acuerdo, y la detención fue mayor de la esperada por un problema técnico. Todavía quedaban 6 horas hasta la cuidad de México. Cuando ya llegando el capitán anunció que por razones de tráfico aéreo ibamos a sufrir una pequeña demora en el aterrizaje. daban ganas de tirarse por la ventanilla.

Al llegar nos tomamos una van con unos debianeros que ya habían llegado hace algunos minutos. La van se tomó 2 horas y media para llegar al centro vacacional Oaxtepec. Was hard... really hard.

Ahora me encuentro tipeando en una cama cucheta, dentro de la habitación 736 que comparto con un griego, un yanqui y un croata. Hay un quinto elemento que todavía no apareció y posiblemente no lo haga en el resto de la noche. Y hablando de “resto de la noche” me voy a dormir... que mañana el día es largo.

Por cierto, todavía no están las instalaciones de Internet, por lo que estimo que este post subirá backdated. Sabed disculpar.